Las Palmas 28 de abril de 2004


Mi pequeño Alejandro:

Quizás hayas notado que me he distanciado un poco de ti. Necesitaba un poco de tiempo. Necesitaba mirar en otra dirección y deseaba darte la oportunidad de mirar hacia otro lado. Este año me he propuesto dejarte crecer. Darte alas.

Ahora te lleva papá al gabinete para que yo pueda no perder de vista la “normalidad”, para estar también más cerca de tus hermanos, para ser un poco cómplice también de ellos. Para mí ha sido una decisión dura. No imaginas cuánto. Pero ahora creo que he optado por lo mejor para ti, para mí y para todos.

Aceptarte y quererte tal y como eres no debe significar impedirte crecer y esconderte de “todo mal”. Puedes ser mejor y debo luchar para que lo seas. Siempre serás “especial” pero debes aprender a vivir en un mundo de “normalidad”. Algún día irás a comprar el pan y cruzarás solo una calle. Podrás desplazarte en guagua e irás solo al cine. Ese día llegará, te lo prometo. De momento iremos preparándonos  para ello.

Sigo aguardando el día en el que llegarás a casa y me contarás qué has hecho, qué sientes, qué temes, qué esperas. Sigo esperando y me niego a dejar de luchar contra toda esperanza. Ese día llegará y sabré reconocerlo. Quizá no llegue del modo que espero.  De momento caminemos cada día paso a paso. Construyendo el futuro a fuerza de presentes.  Sabes que siempre podrás contar conmigo, yo siempre contaré contigo.

Te quiero.

Mamá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s