Para Alejandro en su 6º cumpleaños. 26 de marzo de 2001


El sol entra a raudales por la ventana mientras tú sonríes al infinito. La luz se refleja en tu pelo dando a tus rizos perfiles dorados. Te miro y me cuesta reconocer al niño de hace cuatro años. Hemos recorrido un largo camino desde entonces. Particularmente tú.

¡Cuántas cosas han cambiado!  Te has convertido en un perfecto organizador del espacio urbano. Pasas horas diseñando calles, dibujando edificios, numerando casas. A un lado los números pares y al otro los impares. Una curva, otra calle y otra numeración… En los balcones  y ventanas de los edificios, a veces, dibujas gente asomada. Las calles ya disponen de aceras y por la calzada a veces circulan coches. Aunque lo realmente  importante para ti  es la secuencialidad numérica de los edificios y el trazado de las calles.

Ahora, mientras yo escribo, tú pintas un “campo rojo”. Te miro y me devuelves la mirada mientras ríes a carcajadas.

Sigo deseando poder adentrarme en tus pensamientos para saber qué piensas, qué sientes, qué esperas. Quisiera saber por qué tu campo es rojo, por qué necesitas enumerarlo todo, contarlo todo. Sigo esperando poder llegar a ti. Poder compartir contigo. Aún no pierdo la esperanza.

Te quiero.

Besos. Mamá

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s