Marzo de 1995


“Descubres primero la  luz y después una cara. Y por un tiempo esa cara es todo el mundo. Pero luego  otro rostro y otro  más y más, que te  sonríen cordiales. Y cosas bellas y brillantes. Flores y árboles, perros y gatos y aves suspendidas en el aire.Y autobuses, coches,  hombres por las calles. Arena y mar.Mas siempre cuando  llega la noche, esos rostros amados desde el principio cierran con besos el  día.” (Pam Brown)

¡Bienvenido Alejandro!

Ya estás entre  nosotros. Te esperábamos unas semanas después pero decidiste sorprendernos y llegar una noche de primavera. Jorge está encantado con tu presencia. Te observa intrigado por tu pequeñez. Coge tus dedos en sus pequeñas manitas y te habla incansablemente. De momento eres un bebé muy bueno, como lo fue Jorge. Duermes mucho y lloras muy poco. Pides comida apenas con un quejido.

Papá está también muy contento. Ya nada será lo mismo. Somos cuatro. Tengo tres hombres para mi sola ¿qué más puedo pedir?

Te confesaré que hasta hace unos días, antes de que te conociera, tenía miedo. Miedo de no  quererte. Pensaba que mi amor por Jorge era tan inmenso que no podría sentir lo  mismo por ti. Que sería imposible compartirlo. Pero en cuanto papá te puso en mis brazos escaparon todos mis miedos. Supe que te amaba
intensamente. No ha disminuido mi amor por Jorge. En mi corazón hay un lugar para cada uno.

Te quiero Alejandro. Has venido a formar parte de nuestras vidas, a instalarte por siempre en nuestros corazones. ¡Bienvenido mi amor!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s