SIETE DÍAS DE ABRIL (DÍA 3)


3 DE ABRIL DE 2012

El monstruo asomó su patita por debajo de la puerta. Lo hizo para mostrar su desacuerdo con la decisión de Helio de que dejase el ordenador. Se manifestó en forma de gritos, pellizcos… rompió un cuadro y se “hizo la ingresión de sangre” con los pedazos de cristal.

Le penamos sin ordenador hasta el día 5. Le hice ayudarme a barrer los cristales y a hacer su cama. Protestó. Trató de convencernos por las buenas y por las malas de que le dejásemos volver a internet esa misma tarde, esa noche, a la mañana siguiente, a la tarde  siguiente, a la noche siguiente. Finalmente claudicó: no habría ordenador ni Internet hasta el jueves día 5. No volvió a retomar el tema. Esa batalla él la había perdido y nosotros la habíamos ganado. Habíamos echado un pulso y habíamos dejado clara nuestra posición. El monstruo se batía en retirada a su rincón del cuadrilátero, seguramente a esperar la próxima ocasión.

Por la noche ayudé a Jorge con la maleta pues marchaba a la mañana siguiente a Madrid. _¿Te vas de viaje Trinidad? _ No, se va Jorge, le respondí. Y tú, vete tú también Trinidad. ¿Quieres que me marche? Le pregunté y me respondió que sí, que me fuese de viaje, por favor. Cuando le pregunté qué por qué, respondió muy sincero que para poder poner Internet a la mañana siguiente y no tener que esperar al jueves.

Me gustaría ir  a Madrid. En los últimos años he ido tres veces y las tres por motivos médicos vinculados con Alejandro… Quisiera ir a disfrutar Madrid. Ir al museo del Prado, pasear por el Retiro, por la Plaza Mayor, por la Puerta del Sol… Regresar a otro tiempo, a otra vida… a la infancia despreocupada y feliz, al sentirme  segura de la mano de mamá, a los sueños de príncipes y princesas mientras recorría el Palacio Real o el de Aranjuez… Lo dicho, otra vida ya muy lejana. Por un momento me encontré con la niña que fui y sentí envidia… Luego miré a Alejandro. Él sí que da envidia. La felicidad es tan fácil de conquistar para él. Bastan unos minutos esperados, unos Maltesers, una conversación con alguien muy querido, un abrazo, una canción… y la vida es pura belleza y felicidad. La vida es simple para él. Tan simple que resulta exageradamente complicada.

Anuncios

  1. Admiro tu fortaleza.!!! Algún día podrás …no sólo volver a disfrutar Madrid sino llegar algo más lejos.La vida da muchas sorpresas..Recuérdalo!!! Un abrazo Ana María

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s